Las Demandas

Reclamaciones para asegurar comunidades saludables, estables, prósperas y un futuro para todxs

Queremos un futuro libre de deudas.

Cancelen los pagos de alquiler, hipotecas y servicios públicos inmediatamente. Nada de deudas nuevas.

Cancelen los pagos de alquiler e hipotecas por la duración de la crisis de salud pública y económica para todxs lxs inquilinxs, propietarixs de hogares y pequeños negocios, y aseguren un período de recuperación de 3 meses.

Garanticen hogares seguros y saludables para todxs ahora!

Conviertan las unidades desocupadas en hogares seguros y disminuyan la propagación del COVID-19 sacando a la gente de las jaulas.

Debemos garantizar que cada persona tenga un hogar seguro y saludable. Exigimos que el gobierno local, estatal y federal conviertan todas las unidades vacantes en hogares seguros para las personas que están experimentando el desamparo, sin techo o que necesitan hogares saludables ahora.

Además, hacemos eco de las reclamaciones de las personas encarceladas y detenidas y hacemos un llamado de acción para asegurar la salud y bienestar de ellxs y para mitigar la propagación del COVID-19.

Pedimos la libertad inmediata de todas las personas que están detenidas por razones de inmigración y/o con antelación a juicio. Solicitamos un aumento en la libertad temprana y por causa de edad y/o médica. Pongan en libertad inmediatamente a todas las personas de 50 años en adelante y a las que estén inmunocomprometidas y/o tengan condiciones médicas pre-existentes que las pongan en mayor riesgo de una infección COVID-19. Pongan en libertad a todas las personas a quienes les queden 90 días o menos de su sentencia y aceleren poner en libertad más rápidamente a las que les queden más de 90 días por cumplir. Pónganlas en libertad sin grilletes electrónicos.

Ordenanzas para refugio permanente (o a largo plazo) y moratorias para los desahucios, desalojos, ejecuciones hipotecarias, redadas, barridas y la prevención del desamparo (quedar sin techo)

Todas las personas deben poder permanecer en sus hogares; ser provistas de hogares adecuados; permitírseles refugiarse en sitio, tengan o no hogar; y mantener todas sus pertenencias para asegurar su salud y seguridad personal y pública. Las ciudades deberán proveerle apoyo completo a aquellos que estén “refugiándose en sitio” afuera.

Prohiban los cortes de servicios públicos, los aumentos en las tasas y restauren los servicios a todos los hogares.

Los servicios públicos como agua, gas, electricidad, teléfono e internet son vitales para nuestra salud personal y colectiva. Deben ser provistos como un bien público, especialmente durante una crisis de salud pública. Cualquier corte a estos servicios debe ser suspendido inmediatamente para todas las viviendas, no importa su capacidad de pago.

Garanticen desempleo, tiempo por enfermedad, protecciones laborales y un ingreso básico para todxs.

Garanticen desempleo, tiempo por enfermedad, protecciones laborales y un ingreso básico para todxs

Todas las personas, no importa su estatus, deben tener acceso a recursos para suplir sus necesidades, seguridad y salud. Las personas efectuando trabajo esencial deben ser provistas con el equipo necesario para mantenerlas seguras y con acceso a cuidado de sus seres queridos, tanto mayores como niñxs.